21 de junio: Día Internacional de la Educación no Sexista

 

Un año más volvemos a recordar este día, ya que quedan muchos aspectos por conseguir y alcanzar respecto a este tema.

Pero, ¿qué es la educación no sexista? En pocas palabras, es una educación donde no existe una división entre lo que se espera de mujeres y hombres de acuerdo a los estereotipos de género que hoy existen en la sociedad, y donde se promueve el respeto y la valoración de la diversidad.

En primer lugar debemos incidir en el objetivo de la educación no sexista, la cual busca alcanzar la igualdad de género reduciendo estos gestos con tono sexista. Se busca cambiar la forma de enseñar y el trato que las y los docentes dan a su alumnado. Por ejemplo, estudiantes han declarado notar la diferencia de tiempo que los docentes dedican a los niñas y niños. Es necesario erradicar estas prácticas para alcanzar la plena igualdad de género, como se observa esto ha sido alcanzado solo por 10 países, entre ellos Suecia, Alemania, Austria, Dinamarca, Finlandia, Eslovaquia, Portugal…  Se recomienda aplicar una educación no sexista mediante cambios en 3 ejes centrales:

  • Lenguaje: reflexionar sobre apelativos estereotípicos que usa el profesorado para poder eliminarlos.
  • Diseño pedagógico: hace referencia a los cambios en el currículo de los cursos y al uso de contenidos que pueden tener rasgos sexistas.
  • Interacciones: analizar cómo se interrelaciona el profesorado y el alumnado. Se buscará que la o el docente fomente el reconocimiento y respeto de las y los estudiantes que se relacionan de forma diferente.

Por otro lado, la UNESCO también tuvo su propia intervención a favor de la educación no sexista. Este organismo denunció la influencia negativa que el sexismo y la desigualdad de género pueden causar en la sociedad y escuelas. Así, se propuso sensibilizar al público a través de libros infantiles y textos escolares.

Una propuesta interesante es jugar a los rompe-cuentos, es decir romper los cuentos sexistas, alterando su trama y sus personajes para crear personajes y situaciones nuevas, que conserven partes del cuento original, pero que supongan una ruptura con los estereotipos sexistas.

La educación coeducativa es un método educativo basado en el principio de la igualdad y no discriminación entre sexos que se opone a la educación diferenciada de mujeres y hombres y trasciende la educación mixta, como propuesta limitada a la reunión de personas en una misma institución.

¿Cómo podemos lograr una educación no sexista?

En primer lugar, se debe trabajar en erradicar los prejuicios sexistas de la mente del profesorado. Esto es crucial, ya que estos docentes son quienes se encargan de consolidar la formación del alumnado. Su forma de actuar en el aula de clases tiene un impacto visible. Un ejemplo de ello son las opciones de carrera que las y los jóvenes escogen producto de estereotipos de género.

Las familias también deben promover este tipo de educación desde los hogares.

Si bien la educación no sexista es recomendable y necesaria aún tiene desafíos que afrontar. Su implementación casi nunca es fácil pues requiere apoyo activo de la comunidad y de los encargados del material educativo.

Desde la Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical queremos reivindicar la necesidad de seguir defendiendo una educación feminista y, por ende, no sexista. Una educación que colabore en la transformación de esa sociedad en la que vivimos, que continúa discriminando a niñas y a mujeres.

                                                                                                     21 de junio 2022

                                                                      Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical

 

 

 

One thought on “21 de junio: Día Internacional de la Educación no Sexista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.