Violencias machistas a través de las nuevas tecnologías

Sandra Serra Teruel
STEI Dona | Artículo publicado en El Clarión nº 59 de marzo de 2023

En El Clarión nº47, de marzo de 2017, ya se publicó un artículo en el que hablaba de las Nuevas formas de acoso hacia las mujeres a través de las nuevas tecnologías y en este nuevo número, 5 años después, vuelvo a incidir en el tema por su importancia y actualidad, entre la juventud.

Empezaremos definiendo los conceptos de TIC y TRIC:

Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), es decir, son todos los elementos y recursos digitales. Por ejemplo: un ordenador, una tablet, un smartphone, etc…, es todo aquel aparato tecnológico que nos facilita información y comunicación. Es muy importante para identificar si es TIC o no es TIC, realizarse dos preguntas. ¿Este aparato me da información? y ¿puedo comunicarme con gente a través de él? Si la respuesta es sí a las dos opciones, entonces, ese aparato es una TIC.

Las TRIC (Tecnologías para la Relación, la Información y Comunicación) es la forma de cohesión a las anteriores y se conecta con los entornos Tecnológicos, Informativos y Comunicativos, dando lugar a una comunidad que colabore y participe en el entorno digital no solo para generar contenido, sino para reflexionar y debatir sobre el mismo. Podrían ser, por ejemplo, las redes sociales.

No cabe duda que Internet, las nuevas tecnologías y las RRSS forman parte de la vida de adultos y adolescentes y han hecho nuestra vida más fácil, cambiado nuestra forma de relacionarnos.

Con el objetivo de analizar de qué forma los adolescentes se conectan y usan internet, UNICEF ha elaborado un informe que confirma esa necesidad relacional y los peligros a los que hacen referencia los expertos. En el documento se recogen las opiniones de más de 50.000 jóvenes de toda España, con edades comprendidas entre los 11 y 18 años, de entre los cuales más de la mitad utiliza las redes sociales para conocer gente y el 44,3% para no sentirse solos. El dato más alarmante es que el 22,5% de los encuestados afirma sufrir ciberacoso y el 52,4% de esas víctimas también lo ejerce.

Antes de conocer algunos de los resultados del informe, repasaremos las formas más frecuentes de ciberacoso, cuya finalidad es ejercer violencia sexual o violencia hacia las mujeres.

Suplantación y usurpación de identidad

En el primer caso se usa la información personal para hacerse pasar por otra persona con la finalidad de perjudicarle y obtener un beneficio propio. Y en el segundo, además, se interactúa como si realmente se fuese esa persona (por ejemplo, realizar comentarios o subir fotografías en Apps o redes sociales.
Las formas principales de suplantación de identidad entre menores tanto de primaria como de secundaria son:

  • Entrar sin consentimiento en la cuenta de otra/o menor.
  • Crear una cuenta para hacerse pasar por otra persona.

En este sentido, se ha de tener siempre presente que exponer información y datos personales sensibles aumenta de manera considerable el riesgo de sufrir una suplantación o usurpación de identidad.
¿Eres tan anónimo en la red cómo te crees? #NoSeasEstrella

Grooming

La persona adulta establece una relación con la/el menor para ejercer un control emocional y preparar el terreno para un abuso sexual.

La pauta de prevención más importante es siempre la educación. Educar a los jóvenes sobre seguridad en línea y enseñarles a no compartir información personal, a no aceptar amistades de desconocidos y a no enviar imágenes o mensajes personales a personas que no conocen.

Cortometraje GROOMING: Creo que me gustas

Sexting

Es el acto de enviar o recibir mensajes de texto o imágenes de contenido sexual explícito a través de un teléfono móvil o a través de Internet. Es una práctica peligrosa ya que las imágenes o mensajes enviados pueden ser compartidos con otras personas sin consentimiento y, en consecuencia, dañar la reputación de la persona afectada o causar problemas legales.

Sexcasting

Enviar o recibir videos de carácter erótico o sexual.
El sexting o sexcasting no es percibido como peligroso por la mayoría de jóvenes. No acceder a llevarlo puede ser considerado como una falta de confianza entre los miembros de la pareja, pero en caso de ruptura puede dar lugar a la sextorsión.

Sextorsión

Es un término que se emplea para designar un delito cada vez más común, consistente en la realización de un chantaje, amenazando con publicar o enviar imágenes en las que la víctima se muestra en actitud erótica, pornográfica o manteniendo relaciones sexuales.

Network moobing

Acoso laboral a través de las redes sociales. Y puede incluir los diferentes tipos de acoso anteriormente explicados.

Volviendo al informe de UNICEF, unos datos interesantes:

  • El 8% de los adolescentes entre 1º y 4º de ESO manifiesta haber enviado contenido personal de carácter erótico o sexual (sexting activo) y más del triple (26.8%) manifiesta haberlo recibido (sexting pasivo).
  • A partir de 3º y 4º de ESO las tasas de sexting se duplican entre el género femenino.
  • Casi el 60% del alumnado de secundaria ha aceptado en sus RRSS a algún desconocido.
  • El 20% de alumnas y el 50% de alumnos han entrado en páginas de contenido erótico o pornográfico.
  • Sólo el 13% de los progenitores limitan los contenidos de sus hijas/os.
  • El 37% de los progenitores utilizan los móviles en la mesa.

El hecho que los progenitores establezcan una serie de normas en relación con el uso de los diferentes dispositivos implica una disminución significativa de buena parte de las prácticas de riesgo en línea. En cambio que acostumbren a utilizar el móvil en las comidas familiares, además de suponer un mal ejemplo para sus hijos e hijas, se asocia con tasas de uso problemático de Internet y de diferentes prácticas de riesgo sensiblemente mayores. Las familias han de ser conscientes de su papel como modelo en el uso de las pantallas, de la necesidad de acompañamiento y de establecer una buena higiene digital.

Finalmente, en caso de requerir denunciar un caso de abuso a un/a menor ante los cuerpos de seguridad del estado, se deben conocer los siguientes grupos especializados:

 

POLICÍA NACIONAL
(Brigada de Búsqueda Tecnológica)
Denuncias:
https://www.policia.es/denunweb/denun_com.php
Correo electrónico (consultas genéricas):
delitos.tecnologicos@policia.es
Correo electrónico (pornografía infantil):
denuncias.pornografia.infantil@policia.es
Teléfonos:
915822751/752/753/754/755

GUARDIA CIVIL
(Cuerpo de delitos telemáticos)
https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/home_alerta.php
Denuncias:
https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/pinformar.php
Teléfono:
900 101 062 (Of. Atención al Ciudadano)

JUZGADO DE GUARDIA
Ante el Ministerio Fiscal / Fiscalía de Menores: esta opción es la más adecuada, porque por imperativo legal tiene como misión la defensa y protección de los menores de edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.