Santillana rectifica tras confundir en un libro violencia de género y doméstica

Estaremos pendientes de las rectificaciones que nos anuncia la Editorial Santillana. La campaña en redes sociales, que desde la Organización de Mujeres complementamos con una recogida de firmas en la plataforma change.org. No es la primera vez que libros de texto publican textos sexistas o con “erróneas” definiciones o conceptos relacionados con la igualdad, recordemos la denuncia hace un año a la editorial SM sobre unos cuadernillos claramente homófobos para 3º de ESO.

Esta es la noticia aparecida en eldiario.es

Santillana_ViolenciaLa editorial Santillana ha decidido cambiar la definición de violencia de género que incluía en un libro de 3º de la ESO de Biología y Geología. El cambio, que consistirá en volver a maquetar la página entera, aparecerá en los libros que se usarán a partir del próximo curso, “que ya se están imprimiendo”.

El texto afirmaba que la violencia de género consiste en “malos tratos físicos o psicológicos que sufre una persona por parte de personas del sexo opuesto que tratan de ejercer sobre ella algún tipo de abuso o violencia”. Una explicación que se cambiará por la que hace la Ley Integral contra la Violencia de Género de 2004.

 El apartado dedicado a ello sostenía que “es frecuente que se trate de violencia ejercida por el hombre sobre la mujer en el ámbito del hogar […] asimismo, existe violencia ejercida por mujeres sobre sus parejas”. Una redacción que generó polémica en las redes sociales por confundir la violencia de género y la doméstica, aquella ejercida en el ámbito familiar, y que ha motivado el cambio.

Los nuevos libros se ajustarán a la normativa vigente, que explica que “se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige contra las mujeres por el hecho mismo de serlo”.

Además, continúa, la norma “tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”.

Cuando se publicó la noticia, Santillana aseguró que habían trasladado el tema al equipo editorial para hacer “los ajustes que considere necesarios” porque la violencia de género es un asunto “que tratamos con extrema sensibilidad y respeto y es un tema importante”. La editorial insistió entonces en que la igualdad es una de sus apuestas y que su intención era “deshacer cualquier tipo de malentendido o inexactitud si la hubiera”.

Como consecuencia, afirman fuentes de la empresa, “todos los libros que coloquemos en el mercado a partir de ahora estarán ajustados a la nueva definición. Algunas remesas estaban ya impresas y las vamos a repetir”. El cambio ha sido comunicado a la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*