Historia sobre la huelga del 8m en el estado español

| Mª Luz González Rodríguez |
Responsable de la Organización de Mujeres

Quiero hacer un poco de repaso sobre como surgió esta movilización tan importante en torno al 8 de marzo, una movilización que sorprendió a propios y extraños y que ha puesto en el centro del debate el feminismo y las reivindicaciones de este movimiento. Parece ser que la memoria es muy frágil y el origen de esta movilización sin precedente se pierde en el olvido. Desde la Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical reivindicamos el lugar que nos corresponde como gestoras de la primera huelga general laboral feminista el 8 de marzo de 2017.

Todo ello se inició a partir del Paro Internacional de Mujeres que se propuso desde Polonia y desde Argentina. Este se realizó en más de 57 países, llamando a las mujeres a cesar su actividad en cuatro ejes principales: cuidados, consumo, laboral y estudiantil, con la intención de demostrar que sin las mujeres, el mundo no funciona. Desde la Organización de Mujeres de la Intersindical de la Región de Murcia, perteneciente a la Confederación Intersindical, propusieron hacer una convocatoria de huelga laboral para las mujeres que quisieran parar en el eje laboral y así no tener represalias. En la reunión ordinaria de la Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical, celebrada en Madrid el 25 de enero de 2017, decidimos convocar esta huelga, ratificando esta decisión el Secretariado de la Confederación Intersindical celebrado ese mismo día. A continuación incluyo una noticia que recoge esta convocatoria de huelga para el 8 de marzo de 2017, huelga, que como en este artículo(1) se recoge, no la veían necesaria otras organizaciones mayoritarias.

Participantes en una huelga de cuidados en Málaga. Foto: Colectivo Feministas en Movimiento

En la huelga general del 2017 especificamos una serie de reivindicaciones que son las que se siguen pidiendo, tanto en el 2018 como en el 2019 (esas por las que no era necesario convocar una huelga laboral). Principalmente:

  • a) La mejora de las condiciones laborales de las mujeres y el fin de la desigualdad laboral mediante la consecución de la supresión de la brecha salarial, el techo de cristal para promocionar, y la desigualdad en las pensiones.
  • b) La promoción de la conciliación de la vida familiar y personal.
  • c) La desaparición de la discriminación en el acceso al empleo y la disminución de la tasa de paro de mujeres.
  • d) La lucha efectiva contra las situaciones de acoso sexual en el ámbito laboral, la precariedad laboral y la alta tasa de contratos con jornadas parciales y de corta duración.
  • e) Se exige asimismo al gobierno estatal que desarrolle y alcance con los grupos de la oposición, colectivos feministas y agentes sociales, las medidas para erradicar las violencias hacia las mujeres y a su vez sean consideradas Cuestión de Estado.
Manifestación en Granada, el 8 de marzo, convocada por USTEA, CGT y CNT.

La huelga laboral del 2017 sirvió de incentivo para que se comenzase a gestar la huelga masiva y sin precedentes del 2018. No quiero decir con ésto que la huelga del 8 de marzo de 2017 fuese el único estímulo que llevó a la gran movilización del 2018, pues las mujeres ya nos habíamos movilizado anteriormente, tanto por el derecho al aborto en la manifestación del 2014, o en la manifestación del 7N contra las violencias machistas, en 2015. Las mujeres ya teníamos conciencia de nuestro poder y de nuestra capacidad de llamamiento.

El movimiento feminista se dio cuenta que era necesario impulsar las acciones con antelación y convocó a todas las organizaciones feminista del estado español a preparar la huelga feminista del 8 de marzo de 2018. Las reuniones, se puede decir que se iniciaron inmediatamente después del 8 de marzo de 2017, el hecho de convocar huelga laboral feminista (algo que no se había hecho nunca) se visibilizó en los medios de comunicación, a pesar del boicot de determinadas organizaciones sindicales, poniendo sobre la mesa las reivindicaciones laborales de las mujeres, la precariedad laboral, las medias jornadas, los sueldos mínimos, y el trabajo realizado con remuneración en “B”, situación en la que se encuentran muchas mujeres y sobre todo migrantes.

Se celebraron reuniones a nivel estatal y territorial, movilizando a las mujeres, celebrando reuniones conjuntas donde cientos de mujeres debatimos sobre qué, cómo y cuándo de la huelga feminista del 2018. De estas reuniones se determinaron los distintos ejes de lucha para el 8M de 2018. Una vez determinado qué se iba a hacer una huelga laboral de 24 horas, la Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical, como no podía ser de otra manera, respondimos a la petición del movimiento feminista y lanzamos una nueva convocatoria de huelga laboral de 24 horas. En esta ocasión ya no estábamos solas, otros sindicatos respondieron a la petición del movimiento feminista y CGT, CNT, Co.Bas y algunas otras de ámbito territorial también. Pero salieron los secretarios generales de las centrales sindicales con una convocatoria de sólo dos horas, lo que generó gran malestar dentro del movimiento feminista por no responder a su petición. Esta convocatoria generó problemas a la hora de gestionar la huelga.Estas centrales continuaron con su discurso de que la huelga de 24 horas, convocada por otras organizaciones sindicales, no era legal. En fin, a pesar de las trabas puestas por otros sindicatos, la huelga general del 2018 fue una huelga sin precedentes, millones de mujeres en todo el estado español gritando al unísono por nuestros derechos, niñas, jóvenes, mujeres de mediana edad, ancianas, todas juntas.

Los medios de comunicación respondieron a nuestra llamada y la visibilidad y cobertura que se dio a este día de lucha fue impresionante, mediáticamente se comenzó a hablar de feminismo con respeto y admiración. Nadie esperaba una respuesta tan al unísono y sin fisuras, a pesar de los intentos de descentrar al movimiento feminista.

Manifestación en León

Pero los “buitres carroñeros” no perdieron el tiempo y se subieron al carro del feminismo, “todos y todas” con sus lazos morados. Me gustaría saber cuántas de estas personas han leído libros escritos por feministas, si saben qué es el feminismo y lo que reivindica. Esta gente hace un feminismo a la carta, son tan neoliberales que se hacen un feminismo a su imagen y semejanza. Un feminismo que da poder a unas mujeres y somete a otras ¿eso es feminismo?

Para 2019 se hicieron varios encuentros (Mérida, Gijón y Valencia) para decidir qué estrategias llevar a cabo en este año, nuevamente se apostó por una huelga laboral de 24h y nuevamente la Confederación Intersindical, dando respuesta a los requerimientos del movimiento feminista, convocamos huelga general laboral de 24h. Y nuevamente las centrales sindicales, con sus secretarios generales al frente, convocaron huelga de 2h, ampliable en sectores o no…; el desconcierto que generaron fue aún mayor que en 2018, pero a pesar de su boicot, nuevamente las mujeres tomamos las calles de todos y cada uno de los distintos rincones del estado español.

La valoración de las movilizaciones del 8M ha sido muy positiva, ahora bien, creo que las mujeres no debemos quedarnos en eso, en multitudinarias manifestaciones, creo que debemos llegar más allá, tenemos que ser conscientes de nuestra capacidad de realizar cambios. Puede que sea necesario sentarnos a recapacitar que debemos hacer para que no quede todo en algo simbólico. Las mujeres somos fuertes, tejiendo redes entre nosotras somos capaces de parar o mover el mundo. Debemos demostrarlo.

Manifestación en Valencia

El feminismo es un movimiento social, no debemos dejar que se apropien de él sindicatos o grupos políticos, corremos el riesgo de perder nuestra meta. Desde el Movimiento Feminista debemos establecer redes de contacto tanto con todas las mujeres que están en el movimiento feminista, como con aquellas que, no están y no son conscientes de la opresión que sufrimos, para concienciarnos de que somos el blanco de las políticas neoliberales. Tenemos que estar alertas, por cada conquista el patriarcado se rearma y ataca, no debemos bajar la guardia, somos poderosas y podremos cambiar el mundo, lo hemos demostrado el 8M y seguiremos haciéndolo hasta que cambiemos la sociedad y consigamos los derechos que nos corresponden y que se nos han negado por el hecho de ser mujer.

REFERENCIAS
[1] eldiario.es. Si quieres secundar el paro laboral de mujeres del 8 de marzo, estas son tus opciones, de Ana Requena Aguilar.


Este artículo se publicó en El Clarión nº 52 de mayo de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.